coordinacion@unioriente.edu.co +57-311 228 5156

Administrar el río Magdalena, una invitación que hacemos a nuestros futuros egresados.

Administrar el río Magdalena, una invitación que hacemos a nuestros futuros egresados.

Beatriz Elena Raigoza Roldán - Docente

A propósito de la obtención por parte la Unidad Tecnológica del Magdalena Medio del Registro Calificado emitido por el Ministerio de Educación para el programa académico: Tecnología en Gestión Tributaria, Contable y Financiera, en este espacio quiero invitar a los alumnos de UTEM para que desde ya se tracen metas profesionales de relevancia y de impacto en la región; esas metas pueden incluir el planear el futuro próximo siendo egresados que reconocen entre otras muchas cosas, la importancia de la competitividad, y el reto que se les propone desde la academia es, el de pensar si es posible administrar el río Magdalena.

Administrar el río Magdalena de inmediato insta a nuestros futuros egresados a convertirse en empresarios, a no estar a la espera de las oportunidades laborales, sino a ir tras las oportunidades de negocios, a participar de la transformación del entorno a través de la innovación y el uso e implementación de todo tipo de tecnologías. Entonces así, no necesitaríamos una “escritura de propiedad” sobre el río (jurídicamente en la realidad tampoco sería posible), sino que estaríamos dando rienda suelta a la creación de todo tipo de industrias de cara al río y entorno a él y a sus potencialidades medianamente ya conocidas. La invitación es a ocuparse y no a preocuparse, aunque el panorama económico mundial en estos tiempos de pandemia y post pandemia no sea nada alentador.

Nuestros egresados en su rol activo como ciudadanos, participarán activamente en la gestión de negocios, y en la concepción de ideas de negocios de toda índole, por eso, pensar en administrar el río Magdalena no es descabellado, toda vez que la gestión tributaria, contable y financiera de una empresa hace parte del núcleo esencial de la misma y sin una adecuada gestión y manejo de esas áreas de un negocio, no será posible hablar de productividad y competitividad. Así pues, un egresado de UTEM nada más tiene que poner en marcha sus ideas y sueños y hacerlos realidad en beneficio suyo y de la región.

La invitación es a ocuparse y no a preocuparse, aunque el panorama económico mundial en estos tiempos de pandemia y post pandemia no sea nada alentador.”

Para aterrizar el reto propuesto, basta con tomar como ejemplo en el continente a Mississippi (como estado), y a su río (el más importante y que lleva su mismo nombre), allí también y desde el año 1817 dependían de una sola economía (la producción de algodón), así como nosotros en Barrancabermeja (el petróleo). El clima en el estado de Mississippi es subtropical, con veranos largos y calientes e inviernos cortos (de heladas y lluvias de granizo principalmente). Desemboca en el Golfo de México y fluye en dirección sur a través de diez estados de los Estados Unidos, transportando el diez por ciento (10  %) de las mercancías del país. A pesar de que nos superan ampliamente en extensión territorial y a su vez en número de habitantes, nuestro enfoque versa sobre lo que han logrado hacer con el río Mississippi a lo largo del tiempo. 

Para hablar de un solo producto que se transporta por el río Mississippi, cerca del treinta y cinco (35 %) del trigo que exporta Estados Unidos es transportado en barcazas y más del sesenta por ciento (60 %) de ese trigo navega sobre las aguas del río Mississippi. De esa forma, y sólo con ese producto como referencia, no sólo el estado de Mississippi sino los demás estados por los que atraviesa el río han desarrollado en torno al río, empresas que están en sectores tan diversos como: la agricultura y ganadería, la industria aeroespacial, la industria automotriz, la industria del petróleo y la energía, la industria de la construcción naval, la industria del turismo, y hasta la industria del cine (arrendando locaciones sobre los puertos para filmar en su mayoría películas de acción). 

“cerca del treinta y cinco (35 %) del trigo que exporta Estados Unidos es transportado en barcazas y más del sesenta por ciento (60 %) de ese trigo navega sobre las aguas del río Mississippi.”

De tal manera pues, que el desarrollo y la competitividad del cara al río no sólo se da desde la experiencia multimodal, sino además desde la oportunidad de generar industrias y negocios por ejemplo en torno a los productos que nada más se transportan por el río y que no necesariamente se producen en el territorio cercano al río; recordemos además que, las ventajas competitivas de los ríos navegables son: la gran capacidad de transporte de cargas sobredimensionadas, los bajos costos por tonelada movilizada, la operación se realiza directo a las barcazas, se ahorran tiempos de almacenamiento, se disminuyen los costos directos de logística.

Nuestros egresados UTEM pueden asumir entonces el reto de administrar el río Magdalena siendo líderes competitivos capaces de materializar en la ciudad y región la idea de establecer por ejemplo Clústeres Logísticos, permitiendo a las empresas aglomerarse para obtener ventajas económicas de su proximidad a otras compañías de la misma industria o etapa de valor agregado, aumentando la productividad de compañías localizadas en el área, acelerando el ritmo de la innovación y el estímulo a la formación de nuevo negocios, permitiendo compartir entre todos el conocimiento y creando sinergias entre compañías, desarrollando una base de proveedores y de grupos de mano de obra local especializada entre otras particularidades.

UNIORIENTE somos todos, los que estuvieron, los que estamos y los que estarán

Todos comprometidos con nuestra permanente encomienda

de transmitir, generar y transferir conocimiento, para procurar una sociedad mejor.  Pensar en UNIORIENTE es pensar en oportunidades, futuro, liderazgo, formación, calidad, proyectos, equipo y compromiso, es pensar en Región.